sábado, 10 de marzo de 2018

Guatemala, 1751, GJ, 1 escudo

¿Alguna vez han sostenido en la mano una moneda de oro colonial, la que sea, sin importar su valor facial o la ceca donde fue acuñada? A mi me pasa que me asombra el peso y la textura del metal. En especial las de valores menores como 1 escudo que, en su pequeño tamaño, encierran mucha historia. Y es que, en el caso de Guatemala, ceca tardía de la corona española, las amonedaciones en oro representan un bajísimo porcentaje del total de la acuñación, sobre todo las de esos primero años en los que los recursos técnicos y materiales para la fabricación de moneda eran tan rudimentarios y escasos. Las minas de oro que dan provisiones de metal a la ceca son, de muchas maneras, grandes fantasmas que reportan mucho menos de lo que producen y aportan al enriquecimiento de las capas altas del entramado social de la Capitanía General. Esas minas, ubicadas en la actual Honduras, la Chiquimula guatemalteca y otras locaciones, colocan más oro en los puertos que en una casa de moneda que pareciera un gran cascarón sin respaldo dentro de la ciudad de Guatemala.


Foto: Heritage sale 3029, lot 30157.


Idetificada con el número de lote 30157, con el cual fue puesta en subasta por la casa Heritage en enero de 2014, parte de la Colección ex Eric P. Newman, esta moneda catalogada KM-A6, Fr-3 y Calico -194, pesa 3.38 gramos y está ensayada en oro de 0.917 de fino. Está fechada en 1751, bajo el reinado de Fernando VI, de quien presenta un crudo busto en el anverso. También en el anverso aparece la leyenda "FER VI D. G. HISP ET IND REX.  En el reverso las armas de España, la inicial del ensayador José De León y Sosa y el numeral "I", ambas con rosetones bajo y sobre sí, además de la leyenda "INITIUM SAPIENTIA TIMOR DOMINI" ("El inicio de la sabiduría es el temor a Dios"), y la marca de ceca "G". Su aspecto general es de una pieza que imprimieron en un cospel más pequeño que los troqueles, en especial el anverso, que no llega a mostrar gráfila alguna. En ambas caras tiene un claro "double strike" y puntos donde el troquelado fue flojo. Debería, como todas las piezas de oro, mostrar canto con estrías diagonales.

¿Qué hace extraordinarias a estas monedas de Guatemala? Digamos que, primero, son muy escasas, que de este valor se tiene información que solamente se acuñaron 279 piezas y que, posiblemente, representen a las primeras acuñaciones experimentales con volante de la ceca que, desde sus inicios en 1733, viene acuñando a martillo. Otras piezas que sirven de evidencia para afirmar la temprana acuñación a volante son un 2 reales fechado en 1742 y las medallas de proclamación de 1747. Así, pese a su apariencia cruda frente a las posteriores acuñaciones, esta pieza representa el avance tecnico más importante de ese tiempo y, de muchas formas, el final de las piezas recortadas o macacos de Guatemala.

Con información de:
http://www.coinfactswiki.com/wiki/Guatemala
Historia de la Casa de la Moneda de Guatemala, Carlos Jara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario