sábado, 10 de marzo de 2018

Guatemala, 1751, GJ, 1 escudo

¿Alguna vez han sostenido en la mano una moneda de oro colonial, la que sea, sin importar su valor facial o la ceca donde fue acuñada? A mi me pasa que me asombra el peso y la textura del metal. En especial las de valores menores como 1 escudo que, en su pequeño tamaño, encierran mucha historia. Y es que, en el caso de Guatemala, ceca tardía de la corona española, las amonedaciones en oro representan un bajísimo porcentaje del total de la acuñación, sobre todo las de esos primero años en los que los recursos técnicos y materiales para la fabricación de moneda eran tan rudimentarios y escasos. Las minas de oro que dan provisiones de metal a la ceca son, de muchas maneras, grandes fantasmas que reportan mucho menos de lo que producen y aportan al enriquecimiento de las capas altas del entramado social de la Capitanía General. Esas minas, ubicadas en la actual Honduras, la Chiquimula guatemalteca y otras locaciones, colocan más oro en los puertos que en una casa de moneda que pareciera un gran cascarón sin respaldo dentro de la ciudad de Guatemala.


Foto: Heritage sale 3029, lot 30157.


Idetificada con el número de lote 30157, con el cual fue puesta en subasta por la casa Heritage en enero de 2014, parte de la Colección ex Eric P. Newman, esta moneda catalogada KM-A6, Fr-3 y Calico -194, pesa 3.38 gramos y está ensayada en oro de 0.917 de fino. Está fechada en 1751, bajo el reinado de Fernando VI, de quien presenta un crudo busto en el anverso. También en el anverso aparece la leyenda "FER VI D. G. HISP ET IND REX.  En el reverso las armas de España, la inicial del ensayador José De León y Sosa y el numeral "I", ambas con rosetones bajo y sobre sí, además de la leyenda "INITIUM SAPIENTIA TIMOR DOMINI" ("El inicio de la sabiduría es el temor a Dios"), y la marca de ceca "G". Su aspecto general es de una pieza que imprimieron en un cospel más pequeño que los troqueles, en especial el anverso, que no llega a mostrar gráfila alguna. En ambas caras tiene un claro "double strike" y puntos donde el troquelado fue flojo. Debería, como todas las piezas de oro, mostrar canto con estrías diagonales.

¿Qué hace extraordinarias a estas monedas de Guatemala? Digamos que, primero, son muy escasas, que de este valor se tiene información que solamente se acuñaron 279 piezas y que, posiblemente, representen a las primeras acuñaciones experimentales con volante de la ceca que, desde sus inicios en 1733, viene acuñando a martillo. Otras piezas que sirven de evidencia para afirmar la temprana acuñación a volante son un 2 reales fechado en 1742 y las medallas de proclamación de 1747. Así, pese a su apariencia cruda frente a las posteriores acuñaciones, esta pieza representa el avance tecnico más importante de ese tiempo y, de muchas formas, el final de las piezas recortadas o macacos de Guatemala.

Con información de:
http://www.coinfactswiki.com/wiki/Guatemala
Historia de la Casa de la Moneda de Guatemala, Carlos Jara.

sábado, 18 de marzo de 2017

La "Mujer Sentada"

En julio del año pasado abrí una publicación con información sobre el diseño y autorización para el uso del Escudo de Armas de 1871 en el cono monetario nacional de ese entonces. Ese escudo es el que se usa hasta el día de hoy y responde a los ideales del partido Liberal, que hace suyo el poder por muchos años a partir de la invasión y golpe de Estado al mariscal Vicente Cerna el 30 de junio de 1871. Ese post, donde prometí hablar del reverso de esa moneda en particular, lo pueden leer haciendo click aquí.

La circulación de este tipo de monedas seguro fue impactante para la población que, en su afán de identificar el circulante de una manera sencilla, bautiza a estas como las de "mujer sentada", cosa que no nos debe asombrar y que da en el clavo sin fallar respecto a lo que en la moneda se observa, sin tratar de profundizar en la alegoría y sus recovecos. Antes hubo "cabeza de mujer", "columnarias" y las primeras de Carrera por su forma plana fueron bautizadas como "bambas". En otros países y desde años antes se conocían ya algunas piezas similares que también ponían a luz elementos del ideario Liberal que se apoderaba de casi toda América y parte de Europa, apareciendo así monedas como las de "libertad sentada" que Estados Unidos de América troqueló de 1840 a 1873, monedas diseñadas por Christian Gobrecht, grabador en jefe de la Casa de Moneda de ese país.

Estados Unidos, 1 dollar, 1859.

En el diseño de la moneda hay una gran influencia de los ideales y de la estética producto de la Revolución Francesa (1789), en especial en el uso de imágenes como la del gorro frigio o de la misma feminización de un concepto intangible como la "Libertad". Famoso en esta temática es el cuadro de Delacroix que nos presenta a la "Marianne", o la "libertad"guiando al pueblo.

La Liberté guidant le peuple, Eugène Delacroix. 1830.

América latina tendrá también este diseño representado en sus monedas, especial mención merece el Sol del Perú que ya deja entrever el camino que llevará la apropiación de las ideas Liberales en el cono sur del continente, así como la tremenda influencia que tiene el proceso de emancipación y el acelerado crecimiento de los Estados Unidos. La moneda que presentamos tiene un gran parecido a la estadounidense en cuanto a los elmentos que presenta en su diseño, aunque debemos recordar que estos se van volviendo universales. La matrona ataviada con túnica y capa al estilo romano, tiene el pelo recogido en un moño y sostiene en su mano derecha un escudo con un sol figurado (con rostro), que representa la verdad, la claridad y la unidad. En su mano izquierda porta un bastón que tiene su extremo cubierto por un gorro frigio (igual que en la pieza de Estados Unidos ya presentada) y a su derecha una columna rodeada por un lazo que lleva la leyenda "Libertad" y sobre la columna una corona de laurel, simbolo de gloria.

Perú, 5to de Sol, 1864.

Este diseño trascenderá fronteras y, es seguro, encontraremos similitudes cuando veamos lo que grabó Juan Bautista Frener en 1872:

Guatemala, 1 peso, 1872.

El artículo 5to. del decreto 37 del 9 de septiembre de 1871 no nos permite confusión alguna, puesto que detalla qué es lo que vemos en este reverso:

"(...) El reverso representará a la república en figura de joven sentada, teniendo en la mano izquierda una balanza y la derecha un cuerno de la abundancia con los cuatro principales productos del país: grana, café, azúcar y añil. El izquierdo de la joven estará apoyado sobre un pedestal que contendrá la siguiente inscripción: '30 de junio de 1871' y al pie del mismo pedestal figurará una cadena rota...".

La pieza está firmada con un "I.B. FRENER F." en la parte baja del diseño, justo debajo de las cadenas. Viendo la pieza con detenimiento creo que estaremos de acuerdo en anotar que es un tanto desproporcionada y que puede parecer todo menos una "joven" como manda el decreto. Eso sí, no hay que demeritar la labor de Frener que, como ya sabemos, cumplía los caprichos de esos nuevos mandatarios que se acercaban a la "ilustración" con el fusil en la mano y bajándose, empolvados, del caballo de batalla.

Este diseño será reinterpretado por el grabador francés Jean Lagrange, logrando este una visión más fresca sin descuidar ninguno de los detalles del original ni lo mandatado casi 20 años atrás:
Guatemala, 1 peso, 1894.

Dada la larga duración del uso de este diseño en el cono monetario (1872-1912), quedará en el imaginario de la población casi sin alteraciones.


Edgar Quisquinay.
V.P. CNCH-SNG.
Marzo de 2017.

domingo, 26 de febrero de 2017

República de Guatemala (Período Liberal 1871-1924)


Entrego a ustedes la sexta y última lámina de la serie de historia numismática de Guatemala. En esta podrán encontrar algunos datos sobre la acuñación de moneda oficial en el país durante la seguidilla de gobiernos Liberales con los que finaliza el siglo XIX e inicia el XX. Espero, pronto, hacerles llegar al menos cuatro láminas más con información de la historia contemporánea de la moneda en Guatemala (siglo XX y XXI). Agradezco el apoyo de los compañeros socios del Club Numismático del Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala y de la Sociedad Numismática de Guatemala. Agradezco, también y desde ya, cualquier corrección, duda o comentario.

Edgar Quisquinay
V.P. Club Numismático del Centro Histórico.

domingo, 12 de febrero de 2017

República de Guatemala (Período Conservador 1847-1870)

Adjunta a esta publicación aparece la quinta lámina perteneciente a la serie sobre historia numismática de Guatemala. Se mantiene el uso del como monetario en plata como ejemplo de circulante, en próximas publicaciones, al concluir esta serie, se hará referencia al circulante de oro de este país. Como siempre, esperando sus comentarios y sugerencias. ¡Saludos cordiales!

sábado, 28 de enero de 2017

Federación Centroamericana (1824-1839)


Después de un largo silencio (injustificado, he de decir), hago entrega a ustedes de la cuarta lámina explicativa con datos sobre de la historia numismática de Guatemala. Toca en turno el período comprendido entre 1824 a 1839 y que corresponde a la Federación Centroamericana o de la República Federal de Centroamérica. Gracias por su paciencia.

Edgar Quisquinay
CNCH/SNG

domingo, 30 de octubre de 2016

Sobre la ley de plata en las monedas de 1 real de 1899

Acostumbrados a mantener una ley estable sobre la plata circulante y, más aún, acostumbrados a que el único patrón sobre el circulante menudo fuera el de la plata, desde 1/4 de real hasta 1 peso, es lógico que este se defendiera a capa y espada, además de no hacerse ningún esfuerzo por entender cómo funcionaría tener fracciones que respondan con poder libratorio y fiduciario al no ser de plata. Los intentos de decimalización hechos en 1871 y 1881 reflejan lo trabajoso del empeño. Pero una crisis puede más.

Los últimos cinco años del siglo XIX son convulsos. Desde el despilfarro, la falta de soluciones efectivas a la pobreza vergonzante de las capas económicas más bajas de la población, hasta un magnicidio y el circo del "primer designado" llegando como salvador y quedándose por 20 años. Agregue a la receta la especulación y la desaparición del circulante llamado "menudo", sumado a un control férreo de parte del "supremo gobierno".

La crisis, entonces, es primero subestimada y luego se observa cómo cae casi como guillotina sobre la mano de quien no la tomó en serio.

La ya mencionada ordenanza "secreta" durante el dominio español es el inicio de una escalada de bajas a la ley de la liga de la plata que conforma, en este caso, a todo el circulante. Los diferentes acuerdos legislativos y del ejecutivo que son puestos en práctica entre 1899 y 1900 serán el impulso para el cambio de metal en el circulante de valores bajos durante los primeros años del siglo naciente. Entonces, a diferencia de lo hecho por la corona española, la ley de plata de las piezas de 2 y 4 reales, como la de 1 peso de plata, se mantendrá en una pureza de 0.835 y en los valores de 1/4, 1/2 y 1 real irán en picada desde esa misma ley.


1 real 1899, ley 0.835

El cambio de ley, de 0.900 a 0.835, en las piezas al valor facial de 1 real sucede en 1883. Sobre estas líneas la imagen de uno de los últimos ejemplares de plata 0.835 en valor de 1 real. Emitido en 1899 y que, igual que toda la serie que se presenta, cuenta en el reverso con la firma de Jean Lagrange (1831-1908), grabador y Jefe de grabadores de la Casa de Moneda de París hasta 1896. Otra característica es que en su anverso no aparece la ley de plata y que es notorio el uso de diferentes punzones para grabar el número 99 en los cuños reutilizados (este diseño se mantiene desde 1894 y fue grabado por Lagrange en 1893 desde el diseño original de Jean Baptiste Frener). Debería medir 0.20 milímetros y pesar 3.25 gramos.


1 real 1899, ley 0.750

Revise usted las recopilaciones de leyes de ese tiempo y no encontrará datos sobre esta pieza de ley 0.750. Esta anomalía es solo comprensible entre el desorden de ese año. Debería medir 0.20 milímetros y pesar 3.15 gramos.


1 real 1899, ley 0.600

Es hasta mayo de ese año de 1900 que, por decreto número 593, se acepta la debacle y se anuncia que no se podrá sostener la acuñación de plata 0.835 (en este punto es cuando no podemos asumir el justo momento cuando se emitió la tanda de 0.750). Sabiendo que no se puede hacer sostenible este cambio y que con él se busca, también, impedir que la plata amonedada salga del país, se hace la promesa que este será temporal, que se hará cambio de esta moneda solo hasta cierta cantidad y que, en su momento, se recogerá y volverá al patrón inicial. Debería medir 0.20 milímetros y pesar 3.10 gramos.


1 real 1899, ley 0.500 (00/50)

Acá viene una de las variantes más conocidas y que representa la reutilización de los troqueles que tuvieron la impronta de la ley 0.750 y reciben el dato de la nueva, última y definitiva ley de 0.500 (golpe definitivo a la emisión de plata de valor facial en reales). Se le conoce en catálogos como 0.500 sobre 0.550, pero, este último valor nunca existió. Debería medir 0.20 milímetros y pesar 3.15 gramos.

1 real 1899, ley 0.500

Será el 21 de julio de ese mismo año (escasos dos meses después), que se haga el cambio a ley 0.500. En la adenda al decreto 593, firmada por Estrada Cabrera y Pedro Gálvez Portocarrero "Secretario de Estado y del Despacho de Hacienda y Crédito Público", se acepta de nuevo que el cambio anterior no ha detenido la fuga de la plata y que, con esta modificación, se busca hacerlo de forma definitiva. Tal vez sin quererlo logran que de una vez por todas se vaya haciendo a un lado el uso de la plata con valor intrínseco (al menos en los valores menudos y en el período comprendido entre 1900 y 1925) y se allana la ruta para el níquel y su uso con valor fiduciario (el Estado dice que es dinero). Esta pieza debería medir 0.20 milímetros y pesar 3.15 gramos.


Edgar Quisquinay
Club Numismático del Centro Histórico.
Agosto-Octubre de 2016

Con información de:

  • Prober, Kurt. Historia Numismática de Guatemala. Segunda edición, 1973.
  • Estrada Paniagua, Felipe. Recopilación de Leyes de la República de Guatemala 1899-1900. Editada en 1909. Edición electrónica en archive.org
  • Standard Catalog of World Coins. 2006.

domingo, 9 de octubre de 2016

Cuadernos Numismáticos No. 1

"Existe para Guatemala, es innegable, gran cantidad de información sobre el tema numismático. Desde la simple, la que nos guía en nuestros inicios de coleccionistas, pasando por la más compleja, la que nos obliga a ser más cautos y observadores. Alguna de esta información llega a nuestras manos, a nuestros oídos y ojos, casi mendigándola o por accidentes felices y es muy poca la que nosotros mismos generamos.
Tratando de subsanar ese último yerro producto del facilismo, presentamos este primer número de Cuadernos Numismáticos.
Encontrará en las siguientes páginas el germen de diferentes investigaciones que se adentran al detalle práctico en relación a piezas numismáticas y exonúmicas que parecen cotidianas y, sin embargo, generan gran cantidad de datos.
Es un gusto para el Club Numismático del Centro Histórico presentarles este primer número, invitándoles a participar y colaborar con las siguientes ediciones.
Saludos cordiales,

Los editores".

Acá el vínculo para descarga del cuaderno No. 1 en formato PDF.